Ecologistas 2.0

Me voy a referir algo que desde la aprobación del proyecto de Hidroaysén, será pan de cada día. También cosas que hay que considerar acerca de estos personajes que serán nuestros compañeros diarios de las redes sociales.

Al igual que muchas otras causas que se han apoyado (no necesariamente ecológicas) que ha habido antes, con tal suceso mencionado anteriormente, se da con fuerza (no digo que se invente, ya que es algo que se supone que existía) el concepto de los ecologistas 2.0. Al menos es más ahorrativo y ecológico que los que son “picados a ecologistas que protegen causas naturales” y en los disturbios salen a hacer destrozos, algo bastante contradictorio a su ideología.

Ahora, mi pregunta para mis queridos ecologistas 2.0 es la siguiente: Si tanto apoyan las causas ecológicas, ¿de verdad cuidan su propio entorno? ¿de verdad se preocupan de que la luz no se gaste o botan sus desperdicios donde corresponde? ¿cuidan sus propios recursos?

Mi consejo: No sean ovejas dentro de un rebaño. Tampoco hagan como Anonymous. Si quieren protestar, los anónimos no existen: mójense el potito. Eso es realmente de manlies.

Jorgicio

MSN Messenger y el drama del largo de la contraseña

Tuve que volver a Window$ por unos días para poder avanzar en una tarea, para variar, en C# y .NET. Ocurrencias del profe que desde hace tiempo lo pide, pero eso es otro cuento 😉

El cuento parte que quería iniciar sesión en MSN Messenger en Windows y había un problema que me inquietaba bastante: A pesar de que por Passport.net me dejó configurar la contraseña que usaba, ahora me dio problemas por el largo que tiene. Ésta tenía 22 caracteres, pero los servicios de MSN me truncan a un máximo de 16.

Nunca entendí porqué ese cambio de la noche a la mañana siendo que alguna vez me dejó, y con ella podía iniciar sesión en los Messengers de Linux sin problemas, igual que en Ebuddy en el celular. Así que no me quedó otra que cambiarla. Al menos lo intenté en Passport.net (considerando que mi MSN es un Gmail activado) y bueno… me sigue truncando el largo, lo que deduzco que mi contraseña quedó perdida en un espacio-tiempo tragada y no puedo recuperarla. Así que tras un rato de pensar me dije:

¿qué pasaría si hago que me olvidé de mi contraseña?

Así que como me sabía la respuesta a la pregunta secreta (que ni me la pidió), fui y hice que recuperaran la contraseña. Como el mail de Gmail está separado de Passport, entonces me llegó el mismo para poder restaurar mi contraseña y colocarle una nueva. En resumen: me eliminaron mi vieja contraseña y me hicieron poner una nueva, así que ahora le puse una de menos de 16 caracteres y hasta ahora, no tengo dramas con eso 😉

Al menos salvé de que mis datos se perdieran en un hoyo negro sin destino xD

Espero que les sirva por si les pasa lo mismo

Jorgicio

Sobre porqué no apoyo la famosa “Hora del Planeta”

Comúnmente al hablar de la “Hora del Planeta”, lo primero que se piensa es simplemente… apagar las luces, lo que realmente es. Pues bien, ya he apoyado antes esta moción, pero después me puse a pensar y me digo… “¿cuánto es lo que de verdad se ahorrará en una hora?”. También hay que pensar… ¿es tan efectiva esta medida? Si nos ponemos a comparar la cantidad de luces que gastamos anualmente respecto a lo que se gasta en una hora (o análogamente, al revés: lo que ahorramos durante el año respecto a lo que ahorramos en una hora), la diferencia es relativamente notable, quizás grande. (Nótese que la frase viene porque obviamente hay gente que a pesar de la “hora del planeta”, no apaga las luces) El “cambio” en una hora sería prácticamente insignificante respecto a lo que hacemos al año. Entonces… ¿qué pretendemos realmente apagando todas las luces en una hora?

Yo trato de buscarle sentido y no lo encuentro. Y por todo lo que he escrito anteriormente, no apoyo la hora del planeta. Si quiero tomar conciencia, lo haría todo el año y no espero un sólo día (o una sóla hora) para ello. Y espero que el resto piense lo mismo.

Ustedes apoyen si quieren. A mí no me metan. Y no pienso trollearlos con mi opinión, así que si alguien se molestó, aquí es la parte donde me lavo las manos 😛

Jorgicio

Edmundo Varas, o cómo dejan a un loco suelto en la ciudad

Después de maltratos psicológicos, lágrimas de cocodrilo, una hija de por medio con Françoise Perrot, insultos reiterados para todos lados y actos de dudosa procedencia, ¿no encuentran que ya es hora de que le dejen de dar bola para que no siga siendo el florerito de mesa de la tele? No sé si es peor el mismo ser o la gente que le da importancia.

Spoiler

[collapse]

Por eso digo: si ven a alguien común y corriente que está loco, inmediatamente lo encierran y/o lo someten a un tratamiento. A personas “de la farándula” como este personaje, lo dejan llamando la atención. Algo similar a lo que declaró Jorge González en el Abrazo 2010.

Jorgicio