Categoría: Informática

MP3: ¿Crónica de una muerte anunciada? [Spoiler]: No tan rápido, joven

Los medios se volvieron locos y llamaron un poco al pánico al difundirse la noticia de que el MP3 estaba “oficialmente muerto”. O al menos eso era lo que anunciaron sus creadores. Bueno, no exactamente, sino que simplemente los del Fraunhofer IIS habían anunciado que la licencia de dicho formato de música digital había pasado a ser caduca, según un comunicado que ellos mismos emitieron. Y como era que no, las reacciones no se hicieron esperar. El mundo se divide en la gente que niega su “desaparición” (entre los cuales me incluyo), y la gente que se resigna a ello, que normalmente es gente que está un tanto desinformada y se cree lo que cualquier titular sensacionalista diga. Así fue como la noticia dio la vuelta al mundo y mucha gente se pregunta qué es lo que realmente está pasando, si el mp3 va a morir o no. Pero bueno, ¿qué pasó exactamente entonces? ¿En qué vamos a escuchar música o bajarla? ¿Seguiré escuchando mi música entonces? Bueno, algunas respuestas intentaré darlas a lo largo de este post, no sin antes dar un pequeño adelanto respondiendo a lo que (tal vez) muchos estaban esperando oír o leer: NO, el mp3 NO va a morir. Bueno, no exactamente. Siga leyendo, que aún hay más…

Cómo subir fotos de Instagram… desde el PC (usando sólo el navegador)

Buenas. Hace tiempo que no subía un tutorial de éstos informáticos, así que ahora me motivé con uno (y de paso, descansar de los posts de política, fútbol y la incorrección política). Ahora vamos a algo que probablemente le interese mucho a las masas: cómo subir fotos de Instagram desde el PC.

Como sabrán (y para el que no, ahora ya lo sabe), Instagram ya permite subir fotos desde su sitio web… desde el móvil. Y ése es el drama: si tengo la app en mi celu, ¿para qué quiero usar la página web para subir fotos entonces?

Es por esto que de manera provisoria, voy a ayudarlos de una manera bastante sencilla y cómoda desde el PC para poder compartir sus comidas momentos fotográficos, usando sólo el navegador. Atentos. Siga leyendo, que aún hay más…

Convertir un plugin de jQuery en uno de WordPress

wordpress-plugins

Mirando la página de Pousta, noté que había una barra progresiva que va cambiando a medida que juego con el scroll al bajar o subir la página. Me puse a buscar algunas alternativas a ver si había algún plugin de WordPress que hacía eso. Algunos hacen bien su pega, pero sólo se muestran en los posts y páginas pero no en la página principal. Fue ahí cuando le pregunté a los chiquillos de Pousta y me contestaron esto:

Todo bien hasta que noté que era un plugin de jQuery y no de WordPress. Así que me puse a averiguar cómo integrarlo en el blog y fue así como llegué a este tutorial en inglés. También encontré este otro con algunas mejoras, y ahora lo comparto con ustedes usando las bondades de la API de WordPress. Como es de código abierto, da mucha facultad para hacer cosas como temas y plugins. Ya he hecho temas de WordPress antes pero nunca un plugin, así que esto es lo más básico que pueden encontrar.

También quiero aclarar que no le puse un panel de configuración porque hacer un plugin desde cero no es muy trivial (aunque tampoco muy complicado), así que sólo hice algo lo más minimalista posible. Aun así, está bien documentado, aunque mejor vean el tutorial original en inglés.

Así que sin más preámbulos, pongamos manos a la obra, ya que hace mucho tiempo que no escribía un tutorial. Así que… ¡Empecemos!

Siga leyendo, que aún hay más…

Flash: Crónica de una muerte anunciada

muerte-flash

Tranquilos, no es ESE Flash.

Hablar de Flash, en estos días, es algo que se ha vuelto muy común, siendo que como es de esperarse, hay (o habían) opiniones divididas, aunque desde hace bastante tiempo ha venido arrastrando problemas de diversa índole, haciendo que gane más detractores que adeptos. Muchos dirán que el activismo anti-Flash se volvió moda, y puede que tenga pinta de serlo, pero es por una causa justa. Los problemas que Flash tiene, no son una novedad. Siga leyendo, que aún hay más…

Prueba el nuevo MATE en Gentoo (y derivados)

Mi escritorio.

Como ya sabrán, MATE hace poco lanzó su versión más reciente, la 1.10, en la cual incluye varias novedades, como una nueva librería interna de mezcla de sonido, el soporte de Atril para leer ePubs, y el soporte alternativo para GTK+ 3.0… que hasta el día de hoy es considerado experimental.

Pero tranquilos, que lo que nos compete, es la versión que usa GTK+ 2.0. Si bien muchas distros de Linux ya cuentan con dicha versión de MATE, en Gentoo se están quedando atrás por causas que hasta el día de hoy se desconocen, aunque ya hicieron una petición para que la incluyan en sus repos oficiales.

Por mientras, si uno quiere probar esta versión, puede agregar el overlay de open-overlay. Este tutorial es válido también para los derivados de Gentoo, aunque con algunas modificaciones. Cabe aclarar que, como dije antes, el soporte para GTK+ 3.0 es experimental, los ebuilds sólo tienen soporte para la versión 2.0. Siga leyendo, que aún hay más…

Deshabilitar el CSD en GTK+3 en Gentoo (y derivados)

Quiero aclarar, que a pesar de que esto es para los que usamos Gentoo y derivados, también se aplica para otras distribuciones, aunque en esos casos, requiere un trabajo más manual, como aplicar parches a mano y compilar desde el código fuente. Así que bienvenido, uses la distro que uses. Pueden seguir leyendo lo que sigue.

Uno de los problemas más conocidos para los que usamos un escritorio que no es ni GNOME ni Cinnamon, es el lidiar con las aplicaciones que usan GTK+ 3.0. Pero en realidad, ocurre cuando usamos un compositor de ventanas, como Compiz, Compton, o el que usa por defecto XFWM en XFCE, o el de Marco en MATE. Una estela de un mal dibujado en ventanas, y esas cosas. ¿La explicación? CSD.

CSD (Client-Side Decorations, o decoraciones del lado del cliente), es una nueva característica presente en GTK+3 desde la versión 3.12, que provee su propio compositor de ventanas, aparte de todo el eye candy. El problema es que te fuerzan a usarlo, por lo que la única manera de deshabilitarlo, es editando unas cuantas líneas de código. Otra opción, es usar un CSS personalizado, pero resuelve el problema a medias, por lo que algo más a fondo había que hacer. Y así es. Siga leyendo, que aún hay más…

Copiar, o no copiar: Los límites del copyright (¿o copyleft?)

progra

 

Las copias no son algo nuevo, como todos sabemos. Y siempre se ha dicho que las buenas ideas se copian. Todos copiamos de algún modo (y el que no lo ha hecho, se pasa de mentiroso), ¿pero hasta qué límite es eso permisivo? ¿Es justificable siempre o en algunos casos?

Yo personalmente creo que si van a copiar algo, mínimo den crédito de eso. Sobretodo si eso está especificado en alguna licencia, como Creative Commons. Aunque eso más que nada, lo veo como un gesto de cortesía, porque mínimo, el autor original merece parte de las valorizaciones por su trabajo, ¿o no?

Ahora… ¿es justificable para una tarea? La verdad, no del todo. Sí se puede pedir o brindar ayuda para realizarla, bienvenida sea. Pero si la urgencia prima, ¿quién soy yo para castigar por eso?

Las penas en las universidades (al menos en la mía), por eso, son bastante altas, e irrisoriamente exageradas. Hay cosas peores que copiar una tarea, y ni se preocupan, como las alzas de los aranceles, y cómo se lucra con cosas que no lo ameritan. El conocimiento, de alguna forma, se transmite; si no, se muere. Pero tampoco justifico el que abusen de eso y/o copien descaradamente y vivan de eso.

Curioso viniendo de la UTFSM (el caso puntual al que me refiero), sobretodo el Departamento de Informática, que en alguna de sus dependencias, se fomente el uso del software libre y el opensource. Y sí, alguna relación, tiene con algunas cosas que menciono.

Por mientras las leyes imperen, no queda otra que hacer las cosas en silencio. Y si alguno de ustedes copia, mínimo entiendan y aprendan de ello. Ahora, si es de un ramo que no les sirve, ¿para qué molestarse?

Jorgicio

P.D.: Para entender el porqué de este post, sírvase a hacer click en la imagen adjunta.

#Fifigate, o la importancia de cuidar tus redes sociales

No encontré qué cosa más inocente, poner.

Tanto se ha hablado estos días acerca del video de la Fifi, que por razones obvias, NO voy a difundir (es más, ni lo vi, aunque me lo comentaron). Aparte, no es eso a lo que vine a comentar acá. Bueno, sí, pero no.

La seguridad en las redes sociales, nuevamente está en jaque, y no necesariamente por alguna especie de hackeo como comúnmente se sabe. Algo que conocía desde hace mucho tiempo, es la ingeniería social. Buscar alguna forma de sacar información usando cualquier artimaña de carácter psicológico, desde una conversación hasta una extorsión (ok, eso último no es tan psicológico que digamos). Como todo, tiene sus contras y sus pros.

En este caso, quizás la Fifi, o confió demasiado en sus “amigos” (vaya amiguitos que se gasta), o bien la obligaron a entregar sus datos para acceder a sus redes sociales. De ahí, según se comenta, se pudo haber filtrado el tan mencionado video.

¿A qué viene mi comentario? A que lo que es personal, es personal. Si hay que confiar información confidencial, que se sepa que es con buenos propósitos y que no se haga mal uso de ello. De preferencia, a nadie. A situaciones desesperadas, medidas desesperadas. Cabe aclarar, que esto es totalmente circunstancial.

Desconozco lo que sucedió el 2007 con el filtrado del video de la “Wena Naty”, pero no descarto que algo de ingeniería social, tuvo que ver.

¿No se entendió lo que dije? Bueno, los invito a ver y escuchar la carta que envió Paloma, una pariente (no especifican qué es) de la Fifi, leída por Nicolás Copano. Siga leyendo, que aún hay más…

A %d blogueros les gusta esto: