«¡Pero claro, Clorinda!»: Hablemos de Rapapel

Recuerdo que en la época de MSN, cuando se podían mandar sonidos por el chat, uno de ellos contenía la frase «Rap-Rapapel, Rap-Rap-Rapapel» y al principio nunca le presté atención de donde venía.

No fue si no hasta por allá por el… ¿2018-2019? en que me tomé la molestia de buscar sobre ello para saber de qué se trataba y al final, me quedó gustando.

Pero… ¿qué es Rapapel? Bueno, aquí les cuento.

¿Qué es Rapapel?

Por lo que estuve investigando, Rapapel es una animación creada por, según se menciona, una persona que se hace llamar Psicocaracol. Al menos eso se puede ver en sus videos, más bien dicho, en los videos que tiene. Y digo “los” porque, en realidad, son sólo dos.

Es, de hecho, el nombre del protagonista de esta animación donde, como su nombre sugiere, es un personaje hecho de papel, sin más. Pero lo curioso (y que lo hace gracioso e interesante), es que los diálogos dan la sensación de estar llenos de sinsentidos. Algo así como escuchar las canciones de Astro.

Es de esas animaciones donde dan ganas de verlas volao, digo, «para más placer». Toda esa mezcolanza de cosas que tiene, desde los escenarios hasta los personajes mismos, es lo que le da magia a esta nanoserie.

Pese a lo extraño que puedan parecer, igual los videos tienen bastantes referencias a elementos típicos chilenos, como algunas canciones y frases típicas representadas en forma de diálogo, además de los infaltables chistes colados por ahí. Entre los personajes notables están el papá de Rapapel, hecho de puros tomates; el Cupido con su AK-47, y el Yisucraist, además del Teleárbol para “poder verlo”.

Les diría más, pero les acabaría diciendo spoilers, así que me los guardaré.

Igual una lástima que no haya pasado de dos videos, pero al menos quedan para la posteridad.

¿Psicocaracol?

Bueno, como decía al principio, Psicocaracol es quien está detrás de Rapapel. Así que de aburrido me puse a indagar mirando el link que les puse más arriba (además de ponerlo en Google, claro). Al parecer, sus RRSS como Twitter y su página de Facebook (Rapapel tiene una página aparte) están bastante abandonadas, pero al menos sus referencias me dieron pistas sobre quién está detrás de Psicocaracol.

Por lo que se puede ver, la persona se llama Adrián Cheuquepán, mapuche, publicista, y tiene su propia empresa de marketing de contenidos, que es a lo que se dedica actualmente. (Lógicamente, el nombre también se ve en su canal de Youtube donde subió sus animaciones)

Así que le deseo mucho newen en lo que se proponga y en su vida. Por mientras, nos quedamos con el tremendo legado que dejó con Psicocaracol y Rapapel en el inconsciente colectivo.

Los videos

Y bueno, lo prometido es deuda, así que les dejo con los dos videos de Rapapel para pasar el rato.

Espero que disfruten de contenido de calidad para unas noches de borrachera y de verde, o de algún viaje raro. Pero con moderación, sipo.

Jorgicio

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *