J’accuse…! Edición Colo-Colo: La verdad en marcha

Los partidos se juegan en la cancha. Pero al parecer, clubes como O’Higgins, Unión Española y Deportes Temuco no lo entienden bien.

Entre los tres, cual maleteros, emitieron una denuncia por un error en la inscripción del preparador de arqueros, Agustín Salvatierra, siendo que en realidad no tienen las manos muy limpias que digamos.

Colo Colo no se quedó de brazos cruzados y pidió que todos fueran revisados.

Todos expectantes por la sentencia. Unos dicen que las reglas son para cumplirlas, lo sabemos. Pero una cosa es ser justiciero, y otra cosa es ser bélico. ¿Tan grande es el error por inscribir mal a un miembro del cuerpo técnico? ¿Tanto miedo le tienen a Colo Colo para querer dejarlo en desventaja y patearlo en el suelo como quien patea a un niño?

Esos tres equipos tenían como bastión el Artículo 53. Colo Colo se apoyaba en el 37. (Ambos pueden ser revisados aquí)

Semanas de espera. Iba a haber una resolución el pasado 14 de marzo. Se pidió revisión extendida por una semana más. Se audicionó ayer 21 en la noche. Pero recién hoy 22 salió humo blanco.

Siempre se decía que Colo Colo actuó de buena fe y que ese error no daba como para una resta de puntos. No afecta mayormente al rendimiento en cancha como quien lo haría con un jugador. A eso sumémosle que Salvatierra sí tenía contrato con el club, lo que le jugó muy a favor.

Y efectivamente, pasó lo que muchos esperábamos. Entre tantos nervios, salió a la luz lo que muchos ya dábamos por sentado. Colo Colo “sólo” fue sancionado con 20 UF a pagar. O’Higgins, en calidad de soplón, tampoco se fue con las manos limpias al recibir 10 UF como multa.

Como quien se dice en el argot popular bíblico: «Quien esté libre de pecado, que arroje la primera piedra». Y «como pecas, pagas».

Al final de cuentas, los que esperaban un castigo severo a Colo Colo también recibieron su merecido: la desilusión.

Seguramente más de alguno se pondrá a comparar con el caso de Nelson Cabrera y Bolivia. Yo les explicaré porqué la comparación es totalmente absurda:

Lo de Nelson Cabrera fue un error nivel FIFA ya que incurrió en una selección nacional (en este caso, la Selección Boliviana). Aparte, fue un error en la inscripción de un jugador, que SÍ tenía más chances de afectar el resultado en la cancha, sobretodo al ser puesto a jugar en las Eliminatorias del Mundial de Rusia 2018 ante Perú y Chile. Cabrera debió esperar hasta el 2018 para jugar, donde se cumplían los 5 años requeridos para militar en un equipo extranjero (se nacionalizó boliviano el 2013, siendo él paraguayo). Más detalles no vienen al caso porque son conocidos, pero la cosa es decir que no hay que comparar la mala inscripción de un jugador, con la inscripción de un miembro de un cuerpo técnico, así como inscribir en una selección nacional con la inscripción en un club de fútbol.

Entonces, volviendo al tema, ¿el Tribunal de Disciplina falló a favor de Colo Colo? ¿Hubo ayuda para el cacique? En absoluto. Se cumplieron efectivamente con las leyes tal como se mencionan en las bases de la ANFP. Siempre la sanción daba para una multa y no una resta de puntos. Así que de ayuda, nada. Que la gente no se estudie como corresponde (si es que lo hacen) dichas bases, ya no es problema de la ANFP.

Así que esta vez toca llorar a la ANFP. Y de paso, a la Iglesia y a la FIFA.

Concluyo mi espacio a modo de homenaje al club de mis amores y a ese gran escritor como lo es Émile Zola. Léanlo. Les encantará 😉

Jorgicio

En volá podría gustarte también...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: