Felices 5 años, Nona

Todavía recuerdo lo que había pasado hace 5 años en un día como hoy.

Una de mis bisabuelas había fallecido el día anterior. Al día siguiente tocó ir a la U, a una de mis últimas clases. Era física. Gastón Agüero era el profe, alguien a quien los sansanos echamos mucho de menos. (Otro día escribiré sobre él). Tocaba física. Una gatita se había metido a la clase e iba circulando por los asientos hasta dar con el mío. Mi compañero de asiento, al verme jugar con ella, me la acercó y se había echado encima de mi cuaderno y de mi notebook. Hasta el profe me echó la talla por lo mismo. La clase prosiguió.

Cuando acabó, buscaba a alguien quien pudiera hacerse cargo de ella. Estaba fea, mal alimentada y tenía los bigotes quemados con cigarros (razón por la cual chocaba con todo cuando pasaba). En vista que nadie pudo (o quiso) llevársela, me hice cargo de ella. Así que al salir, pasé al kiosco de la U para que me regalaran unas cajas y así y todo me la llevé a mi casa (vivía en Viña en ese entonces).

Quedaron todos gustosos con ella. Así que decidí hacerme cargo de su comida, su arena y todo lo que pudiera necesitar. Le pusimos Nona por mi bisabuela que había fallecido el día anterior. Se va un ángel y me envían uno de reposición.

Y ahí está. El tiempo pasó, la Nona creció y sigo pensando que fue lo mejor que pude hacer hace 5 años.

Feliz llegada a tu casa, donde tienes un hogar donde todos te quieren.

Jorgicio

En volá podría gustarte también...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: