#NanaGate: En casa de herrero, ¿Cuchillo de palo?

Acá no se trata de defender al patrón de fundo de nadie, ni menos hablar del color político de nadie. Pero si aun insiste y lo ve así, le sugiero retirarse a leer cualquier otra cosa. Gracias.
Y puede cortar fuerte.

Y puede cortar fuerte.

No es novedad que Sebastián Eyzaguirre sea conocido por ser una persona filosa a la hora de emitir alguna declaración a la prensa. Desde la época en que se dio a conocer gracias a Caiga Quien Caiga que si bien, hay que reconocerlo, resulta ser gracioso, hay momentos en que es bastante petulante. Así que no veo por qué se sorprenden cuando increpó a la nana que le robó cerca de 3 millones de pesos en cheques.

Lo que llamó la atención de muchos la manera en que la increpó. Si bien funarla fue una buena idea, el cómo fue motivo de una serie de trolleos en las redes sociales, incluyendo a personas como su ex compañero de CQC, Pablo Mackenna.

Haciendo la del patrón de fundo, cual levantao’ de raja es. ¿Lo más triste de todo? Es que la gente se preocupó más de un acto tan superficial como el encararla, que lo que realmente nos preocupa y que es el verdadero trasfondo del asunto: el cómo funciona la justicia en este país y el hecho de que una persona haya cometido un ilícito.

Abrir acá
[collapse]

Sabemos que el Cuchillo Eyzaguirre no es un NN, aunque su mayor relevancia fue sólo cuando fue notero de CQC. Aunque eso fue más o menos lo que quiso decir, creerse la 8va maravilla del mundo por tener mucha plata no fue lo correcto. Fue lo que atrajo más la atención de la gente, pero muy pocos (entre los que me incluyo) nos dedicamos a analizar lo que realmente da para pensar.

Es muy frustrante, para cualquiera, que una persona a quien se le depositó tanta confianza, a quien le dan la mano para que luego agarre el brazo. Peor aun cuando ese tipo de traición se manifieste en forma de un delito.

¿De que el tipo es petulante? Sí, lo sabemos, pero no es lo que nos interesa por ahora. De hecho, debería pasar a 2do plano, porque cuando se trata de una situación así, hay muchas formas de reaccionar. No esperemos ser amables tampoco, nadie reaccionaría tan pacíficamente ante un robo. Quien sea libre de pecado, que lance la primera piedra. Ah, de veras que no volará ninguna.

Lo agravante de este asunto, es que cuando Eyzaguirre hizo la denuncia, fue desestimada porque no fue considerado un delito flagrante. O sea, no ocurrió mientras la nana fue sorprendida. Por lo mismo, sólo fue tomada detenida y liberada al poco tiempo. Aun con evidencia y todo, la denuncia no quedó en nada más que eso: con una libertad otorgada en menos de un día. ¿Tendrá que ver el comportamiento de Eyzaguirre al encararla? ¿O es que la justicia está tan mal hecha?

Eyzaguirre tiene un alto poder adquisitivo, como se sabe. Proviene de una familia de bien. Pero la ironía de todo esto, es que las leyes esta vez no estuvieron a su favor.

Por un delito así, la nana en cuestión, mínimo, debió pasar 6 meses de cárcel, y ojalá la hayan rehabilitado. Un caso bastante surrealista, donde la persona que merece más repudio está gozando su libertad.

Sí, repudio a la actitud y reacción de Eyzaguirre, que no fue la mejor que todas, pero más repudio a la nana. Es por eso que esta vez hay que cuidarse más las espaldas ante la delincuencia.

Qué mal que la gente se preocupe más de nimiedades que de lo más relevante. Tampoco la idea es seguir castigando, pero cuando el daño ya está hecho, hay que reaccionar.

Espero también que exista una versión entregada del otro lado de la vereda.

Para acabar, una pregunta de rigor: ¿Cómo reaccionaría ante una situación así si fuera víctima de un robo?

Jorgicio

En volá podría gustarte también...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: