Y ya son 30…

Quería escribir este post el domingo que pasó, pero como no lo terminé y andaba en La Tirana donde hay 0 conexión a internet, tuve que dejarlo para ahora.

Para los que no están al tanto, mi cumple fue el 17 de este mes. Sí, cayó un domingo.

CiM1pZnUUAAhPVV.jpg:large

Como muchos sabrán, ya he cumplido 30 años. Y un post que he estado escribiendo desde hace un par de meses.

Quiero decir que ya hasta este cambio de folio, he aprendido muchas cosas, como pararme más veces de las que caigo, de que ya uno tiene que dejar de lado esos protocolos como el tener obligaciones como casarme o tener un título, ya que no siempre depende de mí, pero no por eso voy a dejar de luchar por eso.

También que la edad no es más que un número, cuando uno mismo tiene que sentirse de la edad que quiera sin dejar de lado sus responsabilidades ni la madurez que, al menos a mí, me caracteriza.

Son 30 años y un largo camino que recorrer por delante. Que me han enseñado a mostrarme a mí mismo.

Un hombre que busca reinventarse a sí mismo, perseverante, que cree que la edad no es más que un número mientras uno se sienta como uno quiera.

Que cree en la igualdad de las personas sin buscar atropellar al resto.

Que pese a que no tiene mucho que comunicar, es capaz de sentir cosas. Y cuando no sabe comunicarse, busca alguna manera para ello. No será como se espera, pero de alguna manera habrá que expresarse, ¿no?

Que se cuestiona todo (bueno, casi), lo que estimula mucho su inteligencia.

Que dice las cosas como son, porque uno se hace responsable de lo que dice, no de lo que entiende la gente.

Uno que viene del Norte Grande y que ha vivido en varias partes para probar su mutabilidad y capacidad de adaptación.

Uno que sabe agradecer y estar con los que necesitan.

Uno que cultiva el amor propio y lo defiende a capa y espada.

Uno que se para cada vez que se cae.

Gracias a todos los que han hecho posible que sigo acá. A mí mismo. A los que siempre están. A los que ya no están. A los que me miran desde el cielo. A los que me buscan hacer algo la espalda porque saben que por delante no podrán y saben que voy delante de ellos. A los que en algún momento me he distanciado, cuando no siempre la culpa es mía. A mi familia. Al Todopoderoso.

A todos ellos que, de alguna forma, han marcado en mi vida.

Por todos ellos. Gracias.

A ver si a la vuelta se hace algo, miren que estoy de vacas ahora.

Jorgicio

Un pensamiento en “Y ya son 30…

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *