Cómo hacer tu propio marcador de libros magnético… (o al menos un intento)

IMG_20160704_235033822
Miren qué belleza. (No, no es el que hice)

El otro día fui al remate de la Librería Ivens en Valparaíso (que ya cerró sus puertas), pero al menos compré un par de libros que me interesaban, pero eso lo dejaré para otro post.

El tema es que ahí (como en varias librerías en Valpo, no sé en Viña porque no encontré) venden este tipo de marcadores. Son bastante bonitos, coloridos y originales, creados por una empresa argentina, Flaps, que tiene una distribuidora en Chile. Ahí todo bien, aunque me incomodó un poco el precio: CLP$1100 la unidad (aproximadamente $2USD), aunque para lo bien logrado que quedó, lo vale. Sin embargo, para alguien que suele devorarse los libros (como yo), uno es ninguno, y no he podido encontrarlo en paquetes que vengan varios, y sólo puedes comprar paquetes en masa si eres mayorista y/o tienes tu propia tienda. En pocas palabras, tiene ese nivel de exclusividad de tal manera que si quieres comprar varios, deben ser sueltos. Mala cosa, pero aun así, lo valen.

Para los que se preguntan: “¿Cuál es la gracia si existen los de cartón?” Simple: No sólo marca la página, sino también la línea que quedó en la última leída.

Es por esto que me compré uno para tenerlo de referencia (y usarlo en uno de mis libros, obvio) para hacerme una idea de, más o menos, cómo hacerme uno. Y por eso les voy a contar mi experiencia tratando de hacerme unos pocos, de paso así aprenden a hacer sus propios marcadores. Leer más