10 cosas por las que no debes sentirte… ¿culpable?

CYYpfxDWEAE0TD4

Es un hecho que no hay que creerse todo lo que ven en internet, y por ello, no está de más cuestionárselo todo. Y por alguna razón, me dieron ganas de hacer lo mismo con esto ya que mucha gente no piensa que, al seguir lo que dice la misma, pasa a llevar a otras personas o descuida otras cosas, entre otras consecuencias. ¿No me creen? Ahorita les explico. Analicemos punto por punto para ver la “letra chica” que pueden tener.

  1. Decir que “no” cada vez que puedas: Ahí no tengo mucho que cuestionar, ya que está especificado el “cada vez que puedas”, aunque ello no quita que eso quede a criterio de cada uno. Por ejemplo: decirle “no” a una persona que fue sinceramente buena, y aun así, decir que la relación no funcionó sin mayor explicación. O decirle “no” a una oportunidad de la que no estás seguro si vale la pena no y luego se mete en pura mierda. “El que no se arriesga, no cruza el río”.
  2. Consentirte con algo que te gusta: Completamente de acuerdo, excepto cuando uno no sabe establecer prioridades. Por ejemplo: ser pobre, con suerte tener para comer y (sobre)vivir, y sin embargo se consiente con un smarttv plasma de 42” full HD y luego quedar endeudado hasta por si acaso. Preferir banalidades por sobre reales necesidades.
  3. Cancelar planes porque no tienes ganas: Aceptable hasta cierto punto. Puede ser que el plan implique una oportunidad irrepetible. El resto se explica solo. Y peor si ello implica a terceras personas que están poco menos que ilusionadas por compartir esos planes con ellos.
  4. Dejar de lado a gente que no te hace bien: Muy de acuerdo. Ahora: si no te hace bien estar con alguien que te hizo feliz y te hace ser feliz ser pelotud@, problema tuyo. No todos tienen el mismo criterio, pero por lo general, la aseveración está bien en el 99% de los casos.
  5. Renunciar a un trabajo que no te hace feliz: También lo apoyo. Excepto si está ahí por extrema necesidad. Lamentablemente, en este país, no siempre se puede encontrar algo que sea de agrado y deje unas buenas lucas. (Siendo realistas, claro. No es algo que quisiera o no, pero es lo que hay) Ahora, si no te importa ganar menos estando en algo que realmente te gusta, dale. Pero seamos optimistas: hay trabajos que combinan hartas cosas, y con mayor razón, renunciaría a algo que lejos de beneficiarme, me perjudica. La mano es hacer algo que realmente te gusta, pero no aprovecharse del amor al arte.
  6. Comer lo que se te antoje: Este tema es más que discutible. Lamentablemente, muchas cosas que son ricas para nosotros, a la larga, engordan y hacen daño. Y claro, son la puerta de entrada a muchas más enfermedades, como la diabetes. Ahora, si se te antoja comer vegetales y frutas, me parece excelente. Creo que aquí no amerita mayor explicación. De vez en cuando, darse un gusto, no está mal.
  7. Poner límites a los demás en tu vida: Muy de acuerdo, aunque seamos sinceros, hay personas (llámese tontos graves) que le ponen demasiado color. Lo que a muchos les parece gracioso, a otros les parece molesto. Pero sin caer en exageraciones, excepto si hay una razón de peso, pero que sea realmente de peso.
  8. Terminar una relación amorosa: Debatible. Si realmente te hizo mal y sientes que realmente no hay vuelta atrás, está bien. Pero si es por una tontera y encima después estás con alguien que no le llega ni a los talones a la pareja anterior, está muy mal. Puede que no pagues el karma ahora, pero más adelante, sí. “Cambiar filete por charqui” es un refrán que perfectamente calza acá. Quizás este punto tenga que ver con alguno de los anteriores, como el primero.
  9. Expresar tu punto de vista: No está mal mientras no sea políticamente incorrecto. Como por ejemplo, justificar la AFP, la dictadura de Pinochet (o cualquier otra), las colusiones, etc. Por lo demás, expresar su sentir, está bien. Aparte, si tienes un problema con una persona, convérsalo con ella. Otra cosa, y en resumen: no apoyo a las apologías al odio.
  10. Ir en contra de lo que piense el mundo: Similar al punto anterior. Si notas que la sociedad está enferma y sabes que algo está mal y en vez de quejarte, buscas hacer algo correcto, lo apoyo totalmente. No al revés. “No es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”.

Espero que con esto, se pongan a reflexionar un poco y no se dejen llevar fácilmente por lo que escriben en internet, porque al igual que el papel, es capaz de aguantar todo.

Y por último, una cosa: “no te arrepientas de las cosas que hiciste, sino de las que no has hecho”.

Jorgicio

Un comentario en “10 cosas por las que no debes sentirte… ¿culpable?

  1. Despues de todo, sigan siendo amigos o no, esta persona siempre tendra un lugar en tu corazon. Porque ambos se apoyaron en una de las etapas mas significativas de sus vidas y eso es algo que no desaparece tan facilmente, mucho menos cuando disfrutaron tanto tiempo juntos.

Responder a Hosting Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *