Colo Colo: Que la 31 no sea opacada y no deje de brillar

foto_0000003620151206203921
Cortesía del Pajarito Valdés.

Hoy fue un día que es y no es para olvidar. Al igual que muchos colocolinos, estábamos dispuestos a presenciar un partido crucial ante Santiago Wanderers. Tristemente, fue una fecha opacada por las barras de ambos equipos. Y no era de extrañarse que se suspendiera entre tanta pelea y entre tantos heridos. Pero con el triunfo de Audax Italiano ante la Universidad Católica, ya con esto, estamos matemáticamente declarados como campeones. Un triunfo y un campeonato ganado con un pequeño dejo de amargor por la tensa jornada vivida en el Elías Figueroa. Una pena que haya gente que se haga llamar “hincha”, pero no sienten un amor real por su equipo, ni mucho menos al fútbol, sino más bien una obsesión.

Sí, lo que pasó fue terrible, y siento mucha vergüenza por esa gente, y me sensibilizo mucho con las familias y cercanos de esas personas, pero honestamente, no tiene por qué opacar un evento que llena de felicidad a la comunidad alba. Una estrella es una estrella, un triunfo es un triunfo. Logrado con mucho mérito y muchas matemáticas entre medio. Colo Colo no tiene la culpa de que ya haya llevado una buena racha (bueno, sí) durante el torneo de Apertura, y que como resultado de ello, haya llegado a un momento en que los números estaban a favor nuestro. Ningún equipo tiene la culpa de lo que suceda con las barras que los apoyan, porque los verdaderos hinchas buscan mantener la paz y no el desorden en los estadios o de donde apoyen al equipo de sus amores. Citando a Dross: “¿Qué tiene que ver el culo con las pestañas?” Por lo mismo, y respondiendo a muchas personas sobre el tema, no hay ni debiera haber descuento de puntos, ya que ningún jugador estuvo involucrado en esos incidentes.

Es un campeonato bien logrado. Punto. Toda victoria implica algún sufrimiento de por medio, y harto que sufrió Colo Colo por lograr su estrella 31. Le duela a quien le duela, es un campeonato ganado limpiamente, pese a las rabias que muchos sufrimos con los árbitros.

Modo troll on.

Y para los de la otra vereda, más lo que hablan de trampas. Prohibido olvidar lo del 2012. Y ya parece gracioso que los cruzados hayan ganado, una vez más, un subcampeonato.

Mostrar acá

[collapse]

Modo troll off.

No dejen que una serie de tensos eventos como los de Valparaíso empañen la felicidad de ganar un torneo más. No es una estrella opaca, es una estrella y punto. Recíbanla con alegría, sin dejar de preocuparse de lo que pase fuera de las canchas. Y va con cariño a Scott Weiland.

CVk9MQqW4AAP8UX

No lo olviden:

12357667_519506944894603_1168697662_n

He dicho.

Jorgicio

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *