La marihuana y la etiqueta de “alumbrados”: El doble estándar de la gente

Saca, prende y sorprende

Como muchos sabrán, el pasado 7 julio del presente año, la Cámara de Diputados aprobó la modificación de la ley 20000 que trata la despenalización de la marihuana en Chile. Pero el tema central no es ése.

Cuando se habla cualquier tema relacionado con esta hierba, así como cuando hay gente subiendo fotos de sus plantitas o fumándose sus cogollos, no faltan los comentarios de algunas personas tratándolos de “alumbrados” o cosas por el estilo, como alardeando de lo que uno hace. Ya, muy bien, en cierto punto es entendible cuando esta conducta es muy repetida en algunas personas. Sin embargo, hay algo que para muchos es invisible y es algo que la gente no se da cuenta, probablemente porque simplemente no quiere.

Es habitual en las redes sociales, sobretodo en Facebook e Instagram el ver gente subiendo fotos haciendo alusión de lo que mencioné al principio. Cogollos, pitos, pipas, vapos, y cualquier otra parafernalia. Hasta en YouTube hay videos de ello. Y para variar, las críticas no tardan en llegar. ¿Pero qué pasa con esas excesivas fotos de selfies, de lugares de cuando uno va a vacacionar, de las comidas que uno come fuera de casa, de los cafés (sobretodo los de Starbucks), de las mamás que suben a sus recién nacidos, de los muñecos de acción (típico de algunos coleccionistas), o regalos que llegan comprados en páginas como Amazon o eBay? ¿Qué pasa con esas personas alumbrando ese tipo de cosas? Y sí, también se ve harto en esas redes sociales. Y mucho. Y ná que los critican.

Como pueden ver, uno pierde el tiempo tratando de complacer a la gente, siendo que por cualquier cosa te critican. Pero claro, para todos hay excepciones.

Y así, señores, es como funciona el doble discurso: criticando las mismas tonteras que uno hace. Si fuera por eso, entonces todos somos alumbrados. Todos. TODOS. Sin excepción. Punto.

Por culpa de esos personajes, hacen hacer lo que muchos queremos evitar sobre la marihuana: un tabú. ¿Por qué el simple hecho de fumar una planta es motivo de satanización? ¡Dejen fumar a esa gente tranquila, que a nadie hace daño! ¡Dejen a la gente hacer lo que quiera mientras no moleste a nadie! Pero con respeto. Todos los excesos son malos, claro está. Y me refiero a lo que se comparte, sea lo que sea.

Acá les dejo un regalito 🙂

Muéstreme todo, buen hombre

[collapse]

La pregunta, en negrita, la dejo abierta para que la contesten 🙂

Jorgicio

En volá podría gustarte también...

4 comentarios

  1. Gallegos dijo:

    Buen punto de vista hermano, saludos!

  1. 7 Enero, 2016

    […] intentando hacer ver lo ridícula que se ven ciertas personas implicadas en ello. Sí, creo que hablé antes de eso. Ahora, uno ve si quiere consumir dicho producto o […]

  2. 19 Junio, 2016

    […] he dicho que no lo hagan, pero no tienen por qué andarlo alumbrando también para luego andar hablando de los que fuman marihuana.. Después de esto no salgan con algún discurso feminista, porque ahí […]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: