Chovinismo, nacionalismo y la Copa América

NACIONALISMO

A propósito de la Copa América (que está por terminarse), y el partido entre Chile y Argentina próximo, es tristemente común ver que, como pasa en cualquier evento que involucre a uno o más países, se tiren mierdas los unos a los otros, tal como ha sucedido, por ejemplo, en los partidos contra Uruguay y contra Perú, sobretodo los uruguayos que no son capaces de superarlo aún.

Me sorprende también que, a propósito de la final misma, mucho países de Latinoamérica (sobretodo los que jugaron en este evento), no sólo apoyen a Argentina, sino que también están en contra de los chilenos por diversas razones, no sólo de fútbol, sino también de cultura y cosas como que “no sabemos hablar”. Pero volviendo al tema de los insultos, es impresionante ver la cantidad de ignorancia, xenofobia, y racismo que hay entre países (acá también se incluyen a los chilenos que insultan a otros países). Usar el “indio” como insulto, cuando en realidad es algo de lo que se tiene que tener orgullo. ¿Es más importante el “amor a la patria” sobre todas las cosas?

Nacionalismo v/s Chovinismo.

Acá no hay mucho que profundizar, pese a que ambos conceptos suelen confundirse a menudo.

Nacionalismo implica un amor a la patria, un movimiento que busca preservar lo mejor que tenemos como nación, mantener una identidad con lo que nosotros llamamos patria, reconocer lo mejor que hay que nosotros. Técnicamente, tiene que ver con sentirse orgulloso de su país y sentirse identificado con él. Hasta ahí, bien.

¿Dónde está el problema? En que cuando ese amor por la patria, se convierte en obsesión. Como en cualquier relación, como una de pareja. Y como es evidente, lejos de unirnos, nos desunimos. Todo lo desmedido, es dañino, y esto no es la excepción.

Por culpa de ese concepto errado sobre amar a la patria, el nacionalismo es algo mal visto. Conceptos errados como “mi país es mejor que el tuyo” o “ándate de mi país, escoria” o cosas de ese estilo, querer defender un país denigrando a otro, incitando a la xenofobia o al racismo. Es como sucede, por ejemplo, con las rivalidades entre Bolivia y Chile por el tema de la salida al mar, cosa de la cual nuestro país fue objeto de demanda en La Haya por parte del gobierno de Evo Morales. Es de ver movimientos de tendencias extremas como Patria y Libertad, y los morenazis (los neonazis de Chile y Latinoamérica), donde hacen abuso del concepto de nacionalismo, llevándolo a una connotación extrema y vejatoria.

Por otro lado, tenemos el chovinismo, la caricaturización del nacionalismo. Y eso es lo que realmente se ve en eventos que involucran a uno o más países, como la Copa América o los mundiales de fútbol. O incluso en eventos relacionados con el mismo país, como el 11 de Septiembre, la Parada Militar, o el acto del 21 de Mayo. Personas diciéndose cosas hirientes remarcando las peores cosas de un país ajeno. Increíble no sólo viniendo de hinchas de un equipo de fútbol, sino también de los propios jugadores, como algunos de la selección uruguaya, por poner un ejemplo. O videos como éste:

Muéstreme, pls

[collapse]

Y esto es sólo una muestra de lo que se ve en muchos eventos como éste. E incluso en el mismo país con los que son de pueblos originarios.

Es curioso, porque tirarse mierda entre países, no se logra nada. Estos sucesos, junto con internet, sacan el nacionalista extremo interior, mostrando lo peor de cada uno, creando un ambiente peor de lo que está.

Me recuerda una crítica que Razvi le hizo al Mexivergas.

Muéstreme, buen hombre

[collapse]

Sólo diré una cosa: cada país tiene sus pro y sus contras, y el fanatismo muestra la obsesión que uno tiene con lo que es objeto de ello, como el de una nación.

Si amas una flor no la cortes, porque si la cortas, muere y deja se ser lo que amas, entonces si amas a la flor déjala ser.
Amar no se trata de posesión, si no de apreciación.

Osho

Pensándolo bien, a veces quisiera que se acabara Chile (y razones hay de sobra), pero a ratos igual veo luces de esperanza.

¡Qué sé yo, toy reloco!

Y sobre la final de Chile y Argentina (que será en unas horas)… yo le voy a Chile. Juega bastante bien, con garras. La esperanza es lo último que se pierde.

Que gane el mejor.

Jorgicio

En volá podría gustarte también...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: