#BingoGate: ¿nos quieren ilegalizar la diversión?

mcxl2

Bender aprueba esto.

He visto que hoy saltaron las alarmas respecto a la nueva normativa que salió respecto al tema de los bingos. Comentarios tan a la ligera como que “los van a prohibir” y demases, siendo que eso es parcialmente cierto. Y digo parcialmente cierto, porque no es algo que sucede en todos los casos.

Aceptémoslo, el Bingo forma parte de las juntas de amigos y familiares desde que el mundo es mundo. Y por eso las alarmas, siendo que solíamos jugar con premios ficticios (en ocasiones), era algo que nos hacía atraer más el medio que el fin. Por eso, me parece una burrada el hecho de poner leyes para ello.

Ahora intentemos contestar la pregunta: ¿van a ilegalizar el bingo? ¿Tanto es así?

La verdad

Como muchos sabrán (si no lo sabía, ahora lo sabe), el Bingo, según la ley n° 19995, es considerado un juego de azar, y como tal, sólo debe ser explotado por autoridades previa autorización a ello.

Según la legislación chilena, los juegos de azar, son aquéllos:

cuyos resultados no dependen exclusivamente de la habilidad o destreza de los jugadores, sino esencialmente del acaso o de la suerte, y que se encuentran señalados en el reglamento respectivo y registrados en el catálogo de juegos

Ahora voy a aclarar algunos puntos que quiero rescatar acerca de un artículo que encontré respecto a este tema:

  • Sólo algunas personas categorizadas como jurídicas para celebrar este tipo de actos, pueden hacerlo. También en espacios autorizados para ello. O sea, instituciones como las Juntas de Vecinos o los Bomberos, deben pedir una autorización, y no siempre resulta en todos los casos.
  • Sólo debe hacerse con fines asociados a la beneficiencia. O sea que si la Junta de Vecinos quiere hacen un bingo sólo para una entidad local, no podrán. Tampoco habrá bingos en las ferias donde hay juegos como el Tagadá, o la Montaña Rusa, tipo “Felicilandia” y esos clones de Fantasilandia.
  • Sólo se pueden sortear “especies, mercaderías, bienes muebles o inmuebles”, no premios en dinero, y las ganancias que queden deben ser estrictamente destinadas a costear “las acciones para las cuales han sido fundadas”. ¿Fin de las canastas familiares?
  • Deben contar con la autorización del Presidente de la República y/o del gobernador de la región donde se celebrará tal evento. No weís, po.

Los bingos, literalmente, han salvado muchas vidas, han ayudado a muchas personas para costearse lo que realmente necesitan, sea para cosas como un tratamiento médico, o recuperar un hogar perdido en una catástrofe. Traen bastantes beneficios, y unen personas. Qué triste que eventos orientados a la caridad, tengan que legislarse de esta manera, privando de toda libertad. ¿Un intento de frenar la ludopatía o a esa gente que recauda y luego se va con los tarros para la casa? La pregunta queda abierta. Por mientras, me parece una injusticia.

Ojalá sea un intento de ley weona como pasó con la ley de Restricción de Contenidos, o la “Ley anti Memes” o la “Ley Antisaleros”, que pasaron sin pena ni gloria. Yo creo que va para allá.

Jorgicio

En volá podría gustarte también...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: