Por Diego y Exequiel: ¡Que no nos callen las balas!

Los 2 Mártires.
Los 2 Mártires.

Las muertes duelen. Aunque dependen de quién(es) se trate(n), unas tienen más peso que las otras.

Recuerdo lo que pasó ese día. También vi muchas opiniones divididas, versiones de testigos sobre los hechos, y demás cosas que he llegado a leer. Que primero se decía que estas 2 personas pegaban panfletos, que rayaban las murallas de una propiedad ajena, que sólo estaban en la marcha y quienes rayaban eran otras personas, etc. Nada del todo claro. Pero lo que sí puedo rescatar, es que…

  • No justifico el daño a la propiedad privada, pero tampoco el uso de un arma para matar a una persona por ello. Tendría que ser una circunstancia demasiada extrema que lo amerite. Esto, no.
  • ¿En serio una propiedad privada vale más que la vida que una persona? ¿Qué clase de seres humanos son, que de “humanos” no tienen nada?
  • ¿En serio creen que es una estrategia del Partido Comunista para sacar provecho? Aunque con lo vendidos que están, no me extrañaría, pero tampoco hay que hacer deliberadamente esas acusaciones.
  • Es típico que haya tanta gente que tiene miedo a salir a marchar desde ese entonces, como gente que se siente aún más motivada a ello.
  • Cuando unos caen, muchos le levantan. (Sé que suena a cliché, pero es la verdad)
  • La velatón es hermosa, hay que decirlo.

Las marchas y manifestaciones existen y existirán mientras las cosas aquí en Chile no se arreglen. Estamos a años luz de ponernos al nivel de otros países como Finlandia. Por lo mismo, esto perdurará hasta entonces. Los legados de la dictadura pinochetista, aún perduran en el tiempo, y mientras sea así, no nos callaremos.

Por todo esto, y más… ¡Que no nos callen las balas!

Por Diego, Exequiel, y todos los mártires caídos en tiempos de revolución.

Jorgicio

Un comentario en “Por Diego y Exequiel: ¡Que no nos callen las balas!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *