Copiar, o no copiar: Los límites del copyright (¿o copyleft?)

progra

 

Las copias no son algo nuevo, como todos sabemos. Y siempre se ha dicho que las buenas ideas se copian. Todos copiamos de algún modo (y el que no lo ha hecho, se pasa de mentiroso), ¿pero hasta qué límite es eso permisivo? ¿Es justificable siempre o en algunos casos?

Yo personalmente creo que si van a copiar algo, mínimo den crédito de eso. Sobretodo si eso está especificado en alguna licencia, como Creative Commons. Aunque eso más que nada, lo veo como un gesto de cortesía, porque mínimo, el autor original merece parte de las valorizaciones por su trabajo, ¿o no?

Ahora… ¿es justificable para una tarea? La verdad, no del todo. Sí se puede pedir o brindar ayuda para realizarla, bienvenida sea. Pero si la urgencia prima, ¿quién soy yo para castigar por eso?

Las penas en las universidades (al menos en la mía), por eso, son bastante altas, e irrisoriamente exageradas. Hay cosas peores que copiar una tarea, y ni se preocupan, como las alzas de los aranceles, y cómo se lucra con cosas que no lo ameritan. El conocimiento, de alguna forma, se transmite; si no, se muere. Pero tampoco justifico el que abusen de eso y/o copien descaradamente y vivan de eso.

Curioso viniendo de la UTFSM (el caso puntual al que me refiero), sobretodo el Departamento de Informática, que en alguna de sus dependencias, se fomente el uso del software libre y el opensource. Y sí, alguna relación, tiene con algunas cosas que menciono.

Por mientras las leyes imperen, no queda otra que hacer las cosas en silencio. Y si alguno de ustedes copia, mínimo entiendan y aprendan de ello. Ahora, si es de un ramo que no les sirve, ¿para qué molestarse?

Jorgicio

P.D.: Para entender el porqué de este post, sírvase a hacer click en la imagen adjunta.

En volá podría gustarte también...

1 comentario

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: