El largo viaje de Chespirito

che_3ChespiritoARCHIVO-5d2f7dba-bbb4-102f-8c56-0019b9d5c8df

No recuerdo exactamente cómo fue que llegué a conocer a Chespirito, pero de lo que estoy seguro es que fue cuando estaba muy niño cuando me ponían “El Chavo del 8” en la tele. Desde entonces, mil risas y lágrimas salieron de tan magnífico programa, así como los otros sketchs y personajes conocidos, como el Chapulín Colorado, Chaparrón Bonaparte, el Chómpiras, el Doctor Chapatín, y tantos otros. Pero siempre tendía más primero por el lado del Chavo, y luego por el Chapulín. Y para qué hablar de la película “El Chanfle”.

Les guste, o no, no vamos a negar el tremendo legado que dejó en muchas generaciones que crecimos con él. Como fanático, debo decir que parte de mí se murió, igual como pasó con Gustavo Cerati, pero las risas y los recuerdos siempre quedan.

Gracias, por todo, Chespirito. Ahora el Chavo podrá reencontrarse con Don Ramón, la Bruja del 71, Godines, y Jaimito el Cartero, para formar una pequeña vecindad celestial.

Spoiler

Y como extra, la visionaria Carolina Zúñiga ya andaba con sus premoniciones hace 11 años:

[collapse]

Jorgicio

 

En volá podría gustarte también...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: