Archivo mensual: Julio 2014

Un cuento informático, para que entiendan el precio de cada uno…

Hace tiempo que leí este cuento por otro lado que no lo recuerdo, lo había apuntado,  pero lo perdí, pero afortunadamente mi memoria no falla, así que necesito compartirlo con ustedes para que entiendan que un informático vale más que los favores que les hacen con su computador.

Ahí les va.

Un gerente de una compañía trabaja con un computador muy poderoso, que aumentaba la productividad de su empresa. Hasta que un día empezó a fallar, y nadie sabía por qué, por lo que recurrió a un ingeniero informático (que también es técnico) para que le pudiera resolver el problema.

Ahí el gerente le indicó qué era lo que pasaba con el computador, por lo que dejó al ingeniero hacer su trabajo. Al cabo de unas horas, terminó y le informó al gerente cuál era el problema. Se trataba de una pieza defectuosa que tuvo que reemplazar, y tras lo cual, el computador siguió funcionando tan bien como antes. Éste le pidió que le enviara la factura por correo más tarde para ver cuánto costó el arreglo.

Al día siguiente, el gerente recibió un correo con la factura con el arreglo. El costo era de USD$ 1000. Pasmado con tal resultado, le pidió al ingeniero que si le podía detallar la factura que justifique el por qué de esa suma de dinero.

Al rato, recibió la respuesta y esto fue lo que detalló la factura:

Ojalá cada uno se ponga un buen precio para que sepan qué tanto les costó formarse para llegar a ser los buenos profesionales que son.

Jorgicio

Cosas too mainstream que no me gustan

Tiene algo de sentido, al menos si Trent Reznor hubiera hecho música en solitario antes de NIN.

Buenas a todos. De partida, y bastante atrasado, ojalá hayan tenido una buena Navidad y un excelente comienzo del 2014, como lo acontecido hasta ahora.

Primero que todo, me excuso por no haber escrito antes, pero entre vacaciones, la universidad y volás varias, me he quedado corto de ideas y de palabras para escribir. Pero ahora tengo material para ello, y espero seguirlo teniendo por mucho tiempo.

Cuento corto. He visto y me he quejado (por las redes sociales) de tantas cosas que si bien no causan mayor daño, sí dan un dejo de molestia debido a lo exceso que se manifiesta y lo mucho que lo sobrevaloran (¿a pito de qué?) Entonces si en un momento fue bueno, de tanto valorarse, pierde gracia. O al menos eso creo.

Como dijo Felipito, vamos por parte.  Siga leyendo, que aún hay más…

A %d blogueros les gusta esto: