Los (futuros) informáticos también somos humanos.

Mirando en Facebook, por esas casualidades de la vida, encontré un estado de Jugol que me llamó mucho la atención y que nos concierne a todos como (futuros) informáticos. Es como la clásica “el amigo de un amigo… (sic)” y sus variantes x) Pero bueno, no tengo mucho que decir, sólo léanlo. Claro que tiene algunas modificaciones hechas por mí para tratar de hacerlo más masivo. De paso, les enseñamos a no ser barsas ni menos crear prejuicios o imaginarse cosas debido a la carrera que uno estudia. Ahí les va: Leer más

Last Christmas… y unos picadillos amargos de más

Siento que esta Navidad no será un Navidad como las otras. Bueno, sonaba obvio, pero en realidad, me refiero a que pasa uno que cada desgracia, y justo cuando uno lo único que quiere es entregar sentimientos con buenas intenciones, y buscar cada detalle o algo simple que te haga feliz. Bueno, de partida, mi bisabuelita, la única que me quedaba, falleció en la tarde. Pocos lo saben, creo, pero igual se agradecen las condolencias cuando le nacen. Cosas como ésa me hacen pensar en valorar lo que uno tiene a su lado, pero al parecer a veces no siento eso hacia mi persona. Quizás le doy demasiadas vueltas al fantasma del pasado, porque si bien académicamente estoy bien, en otros aspectos, éste no es mi año. Y llega a un nivel que es preocupante y difícil de explicar por acá. Daría detalles, pero los dejaré para Año Nuevo, pero cuando lo escriba, dejaré títere sin cabeza, que es lo más factible 😉

Tras todo ese arcoiris de pensamientos, me nació una frase:

¿Quiere crear un resentido? Es simple: rómpele el corazón, desilusiónalo, miéntele diciéndole cosas bonitas. Déjelo cuando más lo necesita.

Sin embargo, el otro día en la micro, encontré una frase tan cierta, no recuerdo la fuente, pero dice más o menos así:

Apreciar lo que no tienes es menospreciar lo que tienes.

Eso es cierto. Pero a veces siento que lo tengo, no es como debiera ser, quizás ya esto me haga aprender que debo quedarme con poco.

En fin, será pos. Pero de todas maneras, no olvidaré esos buenos momentos que tuve este año (que también lo escribiré pasado Año Nuevo).

Y cosas como esta canción lo dicen todo.

 

Espero que tengan unas lindas festividades.

Jorgicio

PD: Respecto a lo de mi bisabuela, estoy tranquilo, aunque preocupado por mi familia. Y gracias a quienes dejaron sus condolencias 🙂

El chaqueteo futbolístico: Un mal de moda

Es común en estos días ver gente que se cambia de camiseta, sea para siempre, o bien por algún que otro partido específico. O bien como dicen: aparecen “hinchas” de X equipo (del cual realmente NO lo son) a alentarlo a modo de romper las pelotas de los fanáticos del equipo contrario en un determinado partido. Lo comento como novedad porque antes no se ha visto… o al menos yo no lo he visto. Ahora bien, me gustaría ver su opinión y me digan… ¿cuál es su verdadero objetivo? Porque el chaqueteo realmente es un mal que infecta y ataca a un montón de gente. El chaquetero futbolístico simplemente creerá que un verdadero simpatizante o hincha está picado. Pobres. No les digo que no vean un partido de un equipo que no es el suyo, pero por favor, por el bien de la sociedad, dejen el chaqueteo de lado. Sólo los hace dar más importancia a los hinchas de verdad y los hace ver indecentes, porque de verdad, son uno de tantos males que la sociedad debe erradicar.

Si a usted le molesta la existencia de esta especie, pase este dato, comente, e invite más gente a comentar. Siempre es bueno conocer opiniones de diversos bandos.

Y no pregunte el porqué de la foto. Está más que claro.

Jorgicio

Esa enfermedad llamada macabeísmo…

Si las cosas empeoran, usted, señor(a) sumiso(a) terminará en algo parecido a lo de la foto.

Uno que tiene pareja, es evidente la alegría y el gozo que da ese sentimiento. A muchos les cuesta tenerlo, a otros no tanto, a otros se les hace más fácil… pero a pesar de todo, no basta. Evidentemente hay que estar con esa persona en las buenas, en las malas, hay que amarla, respetarla y todo ese montón de cosas.

Pero los problemas vienen cuando alguno de los 2 miembros (o los 2, que es lo más factible) simplemente se encierran demasiado en ese círculo vicioso. Está bien que se dediquen un poco de su tiempo, pero tampoco se tomen demasiado en serio el 2do principio de la Economía, que reza lo siguiente:

El costo de una cosa es aquéllo a lo que se renuncia para conseguirla. (Capítulo 1 del libro “Principios de la Economía” de Mankiw)

O sea, que para pasar más tiempo con la pareja, se renuncia a ese tiempo que tanto se ha invertido en los amigos, ese círculo tan cercano a uno que escogió como familia. Era de esperarse, aunque no de forma tan extrema. Y precisamente, ese extremismo es lo que a uno, como amigo, le duele. Quién no ha vivido ese karma, del cual, por supuesto, no estoy libre. Y lo peor es cuando se pierde a esa persona por culpa de su macabeísmo desmedido. Una verdadera lástima y pesar tendrá esa persona que cuando se quede soltera, también, en el peor de los casos, se quede sola.

Señores, les aclaro: el macabeísmo tiene cura sólo si es tratado a tiempo. Pero si esa persona ya hizo familia, se casó y toda la parafernalia, lamentablemente ya no hay vuelta que darle. En el peor de los casos, sólo nos quedaremos con el recuerdo de quien alguna vez, fue un buen amigo hasta que se puso a pololear y todo gira en torno a su media naranja. Los resentimientos por ello, son normales, y de hecho los vivo y los he estado viviendo por años, y no sé hasta cuánto me dure.

Lo peor de todo, es que este fenómeno no sólo ocurre cuando se tiene pareja; sino también suele pasar (aunque contadas veces) cuando se encierra mucho en un círculo amistoso con, al menos, una persona. O más. Una verdadera lástima porque nunca se dará cuenta que hay alguien que quiso mucho a esa persona, pero nunca se dio cuenta o simplemente no quiere notarlo, y cuando lo note… quizás sea tarde. Se los digo porque lo viví, y me perdí de grandes cosas y personas de la vida, aunque afortunadamente, lo mío no fue tan drástico.

Cuídense. No babeen tanto, que tarde o temprano, les va a pesar.

Spoiler

[collapse]

Jorgicio