El problema de los zapatos de 50 lucas (o cómo las matemáticas nos engañan)

Hace un par de días, una amiguita me habló para ayudarle con un problema de matemáticas. No era un problema cualquiera, quizás para muchos les suene clásico, pero no deja de ser interesante. Ahí les va, textual (me tendrán que perdonar las mayúsculas, no son de mi responsabilidad, dado que copié esto del historial de conversaciones de msn) :

DECIDO COMPRAR UNOS ZAPATOS QUE CUESTAN 50 MIL,LE PIDO PRESTADO A
MI MAMA 25 MIL Y A MI PAPA 25 MIL,PERO CUANDO LlEGO AL ALMACÉN, LOS ZAPATOS
VALIAN 45 MIL,COMPRE LOS ZAPATOS Y ME QUEDARON 5 MIL,UNA AMIGA ME PIDE
PRESTADOS 3 MIL Y ME QUEDAN 2 MIL,LE ABONO MIL A MI MAMA Y MIL A MI PAPA,
ENTONCES, LES QUEDO DEBIENDO24MIL A CADA UNO,PERO SI 24+24 SON 48 MIL Y MI
AMIGA TIENE 3 MIL.PORQUE SON 51 MIL SI YO SOLO PEDI 50

Interesante. Me costó resolverlo en el momento porque no encontrábamos de dónde salían los $1000 sobrantes. Pero creo que todo tiene que ver con un problema que, de partida, ya infiere un cálculo mal planteado. Yo lo veo de esta forma:

Si compró los zapatos a $45000 y me sobran los $5000, entonces ya los $45000 gastados no valen la pena y me preocupo de las deudas. Si presté $3000, ya no tiene caso, los presté; y abono las $2000, entonces a papá y a mamá les quedo debiendo $24000 cada uno. Por ende: $24000 + $24000 + $2000 = $50000. Entonces de esos $48000 que debo, $3000 tiene mi amiga y los $45000 los gasté.

¿Cómo lo ven ustedes? Si se toma distintos puntos de vista, faltarían o sobrarían lucas 😛

Moraleja: No vale la pena llorar sobre la leche derramada.

Jorgicio